Son los hermanos y hermanas que, haciendo su opción libre y personal,  son admitidos oficialmente por una de nuestras comunidad local y aceptados por el Superior Provincial. Ellos reciben el nombre de pre-asociados o aspirante, vinculándose a una comunidad local para desarrollar un proceso de formación de al menos 6 meses.