Los hermanos de Bucaramanga, de la Provincia Eudista Minuto de Dios invitan a la CJM a compartir esta oración, haciendo memoria agradecida de nuestro santo fundador, y unidos a las motivaciones que el Padre General nos ha expresado.

LA ALEGRÍA DE SERVIR,
UNA CLAVE DE ORACIÓN EUDISTA HOY

Me preparo para vivir este tiempo:

1. Dios es un “Dios de ternura y piedad, lento a la cólera y lleno de amor, rico en gracia y fidelidad…” (Éx 34, 6) Es un corazón lleno de misericordia... como el Padre del “hijo pródigo” (Lc 15, 20-24).

Dejarse amar y perdonar por el Corazón todo misericordia del Señor...

2.“Perdónanos nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos” (Mt 6, 12) Un corazón amante es un corazón que perdona. Si acogemos el perdón del Señor, ¿cómo no perdonar a los demás? Identificar a las personas que tenemos que perdonar. (Anotar en nuestro cuaderno) Ver cómo vamos a pasar a acciones concretas… ¿Qué gestos podemos realizar?

Tomo conciencia de la pobreza de mi corazón:
- mis dudas por no creer en el amor de Dios hacia mí,
- mis lentitudes para abrirme a ese amor que arde por transformarme,
- el poco retorno que este amor encuentra en mí,
- las “desfiguraciones” de este amor en mí,
-mis faltas de coherencia para traducir este amor en mi vida concreta.

Un tiempo para darse a Jesús (Este es el tiempo del compromiso)

1. Juan Eudes, apóstol apasionado por hacer conocer el Amor, nos invita a orar y a darnos a Dios, a su manera. Dejemos que él nos enseñe a orar…

“Jesús nos da su corazón, que es el principio y origen de todos sus demás dones”.

Adora y contempla a nuestro Salvador en el exceso de su bondad y en los generosos dones de su amor. Nos da el ser y la vida, nos da este mundo inmenso, lleno de una multitud de seres; nos da sus ángeles como protectores; nos da a su santa Madre; los sacramentos y misterios que nos salvan y santifican. Nos da a su eterno Padre como nuestro Padre verdadero; su Espíritu Santo como nuestra luz y nuestro guía. Nos da sus pensamientos, palabras, acciones y misterios, sus sufrimientos, su vida consagrada a nuestro bien. Nos da su propio Corazón, que es el principio y origen de todos estos dones…

Ofrezcámosle y entreguémosle nuestro corazón, como Él nos ha entregado el suyo; totalmente y sin reservas, para siempre y en forma irrevocable. Pero sobre todo, ofrezcámosle su propio Corazón, porque si nos lo ha dado, nos pertenece; y no podríamos ofrecerle nada que le sea más grato. Leccionario eudista (adaptación) n.44 pp122-123

2. Jesús nos da su corazón para suplir la pobreza de nuestro amor En una oración personal, reconoce el amor que Dios tiene por ti. Exprésale tu amor... Ofrécele tu corazón para que lo transforme, lo haga amante. (Escribe tu oración)

3. No hay amor más grande que dar la vida “Jn.15,13 ¿Qué pasos podemos dar todavía en la entrega de nosotros mismos? Traducir nuestro amor en forma concreta. (Anotar cosas pequeñas que seamos capaces de hacer)

4. ORACION
“Te saludamos Corazón santo, te adoramos, te alabamos, te glorificamos, te damos gracias, te amamos, con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con todas nuestras fuerzas.

Te ofrecemos nuestro corazón, Te lo entregamos, te lo consagramos. Recíbelo y poséelo todo entero. Purifícalo, ilumínalo, Santifícalo. En él viva y reine, por los siglos de los siglos. Amén.”

Al final de esta etapa, yo podré enumerar aquello que me habla más del amor de Dios hacia mí. (Releer lo que he anotado) Me descubro amado por Dios. Tomo conciencia del proyecto de salvación de Dios para la humanidad entera. Y para mí personalmente.

Prière en français

Preghiera in italiano

Oração em português

Realice esta oración en nuestro blog CJM News