En un comunicado publicado el pasado 23 de julio por el padre José Mario Bacci, Superior de la Provincia de Colombia, el presbítero eudista retomó los trabajos adelantados por el Observatorio para la formación de ministros ordenados: "En el Consejo hemos revisado los trabajos realizados hasta ahora por el Observatorio. Hemos hecho un balance amplio del Observatorio y queremos inyectarle dinamismo y proyección". Con estas palabras, el padre Bacci reconoció la importancia de esta iniciativa al interior de la Iglesia, de la Congregación de Jesús y María y de la Provincia colombiana. También aseguró que "la Iglesia necesitará formar siempre a sus presbíteros. Y Juan Eudes nos pensó fundamentalmente para esta misión específica."

También se destaca la importancia del compromiso de varios eudistas presbíteros y asociados: " Por lo pronto, los PP Milton López y Gerardo Amado, miembros del Consejo comprometidos con los trabajos del Observatorio, y el P. Carlos Juliao, director del Observatorio, han diseñado unas pautas de trabajo que anunciaré en la próxima Circular. Agradecemos también el trabajo del Sr. Hans Schuster. Él ha sido el artífice del amplio repositorio documental con el que ahora contamos. Son 28 boletines mensuales con información sobre la formación presbiteral. ¡Hay que consultarlo! Los formadores (y todo eudista) debemos darnos tiempo para conocer este material! (haga clic aquí para acceder a los boletines) Desde ya pido a todos que se motiven para vincularse a esta gran iniciativa que está bajo nuestra responsabilidad."

A continuación, CJM News los invita a conocer más del Observatorio y a visitar el sitio en internet haciendo clic aquí

¿Qué es un Observatorio?

Un espacio de investigación y análisis de la información asociado con un fenómeno en sus diferentes dimensiones (social, política, económica, cultural, religiosa, entre otras). Los observatorios referentes a fenómenos humanos (como en este caso, la formación de ministros ordenados) están siempre orientados a desarrollar proyectos investigativos sistemáticos cuyos resultados arrojen información que sirva de referente para comprender e influir en las realidades sociales, tanto por parte de la comunidad implicada (en este caso la iglesia como “pueblo de Dios”) y las entidades según área de interés (en este caso las diócesis y/o comunidades religiosas, los equipos de formación, y sobre todo, la CJM). En concreto, con este observatorio se pretende visibilizar las acciones formativas de las diferentes diócesis y/o comunidades religiosas en Latinoamérica y el mundo, para dar a conocer a la comunidad eclesial las mejores prácticas de formación de ministros ordenados como “buenos obreros del Evangelio”, de modo que sirvan de referentes para proponer prácticas formativas innovadoras y pertinentes.

Se parte de la convicción de que la Iglesia necesita un modelo formativo nuevo para el tipo de ministro que hoy tiene que responder a los requerimientos de la nueva evangelización y del mundo actual. Y paralelamente, tener en cuenta la cuestión de cómo asegurar la calidad del servicio presbiteral eudista en la Iglesia.

Interesa observar y conocer qué piensa y hace la Iglesia sobre los requerimientos de la nueva evangelización en cuanto a la formación de ministros ordenados.

Se sugiere tener en cuenta de dónde surgen las vocaciones (tipos de poblaciones, sus valores y limitaciones para afrontar un proceso formativo). Igualmente qué tiene que ver la “estructura” del proceso formativo (y cómo debería ser la estructura adecuada).

Se observarán y sistematizarán experiencias de formación, tanto diocesanas como religiosas, para ministros ordenados (presbíteros y diáconos permanentes), observándolas desde su pertinencia para la formación de “obreros del Evangelio” preparados para afrontar los retos de la nueva evangelización como la propone la Iglesia en sus últimos documentos y sobre todo el magisterio del Papa Francisco.

Líneas de trabajo del observatorio

1. Creación de comunidad académica y científica en torno a la formación de ministros ordenados y su inferencia en la nueva evangelización del pueblo de Dios.

2. Gestión de proyectos de investigación para la sistematización de buenas prácticas, experiencias, metodologías y medios pedagógicos innovadores para la formación de ministros ordenados como “buenos obreros del Evangelio”.

3. Implementación de un Sistema de información y documentación en entorno Web sobre la formación de ministros ordenados, al servicio de diócesis y/o comunidades religiosas, así como del pueblo de Dios y la sociedad en general.

4. Generación de informes periódicos con la información más relevante de su quehacer investigativo y de sistematización que permitan visibilizar sus resultados y hallazgos.

5. Sistematización de experiencias de formación de ministros ordenados como “buenos obreros del Evangelio” para crear conocimiento sobre la praxis propia de esta formación, al servicio sobre todo de los equipos de formación.

6. Formulación de programas y proyectos educativos en torno a la formación de buenos obreros del Evangelio, a partir de los hallazgos investigativos.

Líneas prioritarias de observación

Cada una de las líneas de observación estará relacionada con el interés principal que es la formación de ministros ordenados como “buenos obreros del Evangelio” al servicio de la nueva evangelización, con el fin de brindar información e insumos educativos que ayuden a los equipos de formación y a la Iglesia en general en el cumplimiento de su misión. Se priorizarán las siguientes, entre muchas otras:

1. El modelo integral de la formación de ministros ordenados: ¿Responde al desarrollo continuo y articulado de competencias a lo largo de toda la vida y en todos los niveles de formación? Esto teniendo en cuenta que la educación basada en competencias es una propuesta que parte del aprendizaje significativo, se fortalece en un proceso de autoreflexión personal y comunitario, y se orienta a la formación humana integral como condición esencial de todo proyecto pedagógico; integra la teoría con la práctica en las diversas actividades; promueve la continuidad de todos los niveles educativos, y entre éstos los posteriores procesos profesionales, de convivencia y de servicio; fomenta el aprendizaje autónomo y busca el desarrollo del espíritu emprendedor como base del crecimiento personal y comunitario; y fomenta la organización curricular en base a proyectos y problemas.

2. La articulación o desarticulación de las dimensiones propias del proceso formativo de ministros ordenados: humana, espiritual, comunitaria, académica y pastoral.

3. El rol del equipo de formación: dirección, acompañamiento, testimonio…

4. La consideración o no de la realidad social, económica, política, cultural, ambiental y eclesial en el proceso formativo de ministros ordenados.

5. Las estructuras, tiempos, medios y metodologías propias del proceso formativo.

También puede leer:

Observatorio sobre experiencias de formación para los ministerios ordenados en función de la nueva evangelización, OEFMO

Observatorio sobre experiencias de formación para los ministerios ordenados en función de la nueva evangelización

Siga este enlace para ver el sitio web: El Don de la Vocación Presbiteral

 

En nuestro blog CJM News encuentre esta información haciendo clic aquí