Fuente: Caracol RadioEn una entrevista concedida al programa “Mi banda sonora”, de Caracol Radio, el padre Bernardo Vergara Rodríguez, presbítero eudista fundador y director de la Fundación Eudes se refiere a distintos temas de interés sobre su fundación, como son la necesidad de comprender el tema del VIH – SIDA y todos los aspectos que conlleva, así como la necesidad de sacar adelante la fundación con la ayuda de todos los colombianos.

En el desarrollo del programa, que estuvo acompañado por distintos musicales típicamente colombianos, el padre Bernardo recordó su niñez y adolescencia y se refirió a la Fundación Eudes, iniciada en los años ochenta y que hasta los tiempos más recientes ha acompañado a aproximadamente trescientos niños con la infección del VIH.

“Cuando tú analizas de dónde brota la violencia, se concluye que sale de ese conjugado: la ignorancia y el miedo. Los medios vendieron la idea del SIDA como una enfermedad contagiosa, no transmisible, sino contagiosa. Esto hizo que la gente la distanciara y la juzgara. Por eso el SIDA es como un péndulo que se mueve del odio al amor: son extremos. Desde ahí nosotros le apuntamos al amor y descubrimos que realmente una persona VIH positivo es un humano con sello de garantía porque esta infección solo le es dada a los humanos y desde ahí uno puede decir que no hay que luchar tanto en favor de los derechos humanos, sino luchar en favor del derecho de ser humano y esto es algo íntimo y profundo. Entonces la infección por VIH tiene unas connotaciones a nivel social, a nivel afectivo y a nivel sexual. Con la carga social, con la carga religiosa y con la carga científica también se conjugó y llevó a que la gente reaccionara como reaccionó y la incomprensión no se hizo esperar. El ser humano a lo que más le tiene miedo es a su propio cuerpo, a su afectividad, a su sexualidad, a sus gustos, a su forma de ver la vida, y desde allí empieza a descubrir que uno es lo que sueña.”

Esta intervención se dio en el contexto de la problemática suscitada en el comienzo de los hogares de la Fundación, donde varias personas manifestaron su inconformidad con la presencia de jóvenes con estas características cerca a sus viviendas que llevaban a pensar en un contagio del entorno en el cual estaban ubicadas. Sin embargo, el padre Vergara explica que la ignorancia y el miedo ayudaron con esta realidad, algo superada hoy, y manifiesta su compromiso con las personas que acuden a su ayuda:

“Me he dado el lujo de hablar en nombre de Dios. El Señor le coloca a uno personas en sus manos para amarlas, para quererlas, para engrandecerlas: ¡Eso es grandioso!”, asegura el eudista de la Provincia Minuto de Dios.

Finalmente, el padre Bernardo recordó los momentos en que tuvo que hacerse pasar como cliente en las zonas de prostitución para poder sacar a varios jóvenes de esta condición, recordando además a célebres personajes rescatados como Pinocho y Paloma.

“Que Dios nos regale un corazón con un diástole y sístole divinos para que la indiferencia no nos acabe… La Fundación es de los colombianos y solo le pido al Señor que, si esta obra es suya, toque el corazón de muchas personas que tienen los recursos y su dinero tome forma de amor”, puntualiza el padre Vergara.


Escuche la entrevista completa en Caracol Radio haciendo clic aquí

 

En nuestro blog CJM News encuentra esta información